¿Por qué un box en vez de un gym convencional?

You don’t have to be great to start, but you have to start to be great – Zig Ziglar

Evidentemente bajo nuestro punto de vista, es mucho mejor entrenar en un box de Crossfit que en un gimnasio convencional, pero queremos ir un poco más allá y exponeros qué aporta un box de Crossfit como Crossfit Naranco a diferencia de otro tipo de gimnasio.

En un box de Crossfit encontrarás sobretodo una sala diáfana, abierta a usos alternativos. Un espacio lleno de posibilidades, en que que cada atleta pueda trabajar de forma eficaz. Cajones, máquinas de remo, barras discos, pesas rusas, dumbbels, se podrán mover según conveniencia para poder así realizar múltiples entrenamientos de forma óptima. En un gimnasio convencional encontrarás una sala llena de máquinas ancladas destinadas a trabajar, cada una de ellas, músculos de forma aislada y espacios ya asignados para elementos específicos.

2016

Al tener una sala diáfana, llena de posibilidades de entreno, se facilita que este sea en grupo. Al contar con elementos móviles y poder diseñar espacios individuales, también se puede realizar entrenamientos en grupo, donde distintas personas realizarán el mismo entrenamiento. El acondicionamiento físico de cada uno puede ser muy distinto,  por ejemplo, es posible que mientras una persona esté haciendo sentadillas traseras con barra y discos, la que esté a su lado esté sentándose sobre una caja de 60 centímetros.

El objetivo de un box de Crossfit es ganar resistencia cardiovascular/respiratoria, resistencia muscular, fuerza, flexibilidad, potencia, coordinación, agilidad, velocidad, equilibrio y precisión, todo de forma real y no superficial. Por eso en Crossfit siempre se intenta realizar trabajos en los que intervengan los mayores grupos musculares posibles de forma funcional y eficiente. En un gimnasio convencional los objetivos no son tan precisos y suelen estar más relacionados con la imagen, por eso suelen funcionar a base de rutinas de ejercicios con máquinas que trabajan músculos concretos, la mayor parte de ellos “los que se ven”. De hecho, con las máquinas de un gimnasio convencional, no podrás desarrollar habilidades fundamentales y vitales como el equilibrio o la agilidad. Un cuerpo visualmente fuerte, libre de grasa no siempre es sinónimo de un cuerpo sano. Incluso a niveles de estética, llegamos a conseguir resultados muy importantes. Crossfit también es eficaz en eso. No son pocos los casos de gente que nos eligió como mejor opción para lograr ese único objetivo, y es que es verdad que la gente que viene con sobrepeso adelgaza y la gente que quiere crecer y/o definir a nivel muscular lo consigue con nosotros.

Al organizarse los entrenamientos en grupo, y al tener a varias personas haciendo lo mismo, cada uno a su nivel, en Crossfit, además de fomentar el compañerismo, la competencia sana y otras muchas cosas, es mucho más fácil controlar que los atletas entrenen con total seguridad, asesorando en los movimientos, corrigiendo posturas, adaptando pesos, escalando ejercicios… En todas nuestras clases marcamos las pautas de cada entrenamiento e indicamos la forma correcta de realizar los ejercicios, dando una introducción y desarrollo minucioso de los mismos. Vemos muy poco probable que en un gimnasio convencional sea viable trabajar en una dinámica similar.

Otra característica importante a destacar en un box es la duración de un entrenamiento completo. En Crossfit las sesiones son de una hora y es más que suficiente. Esa hora incluye introducción, calentamiento, explicación teórica-técnica, práctica… Una hora que se pasa volando como quien dice, ya que aunque se trabaja en serio (y mucho) se hace de forma muy entretenida, a veces parece más un juego que un entrenamiento físico.

La verdad es que se nos ocurren muchas más razones, pero de momento os dejamos con estas. Si vienes a probar un día sin compromiso, lo más seguro es que quieras repetir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *