Presentación de Crossfit Naranco… aunque igual ya nos conoces

YoWhat a Long Strange Trip It’s Been (Grateful Dead)



Hace tres años que se nos ocurrió que había llegado la hora. CrossFit debía de llegar a Asturias. Ya llevábamos un tiempo practicándolo y sobretodo, habíamos experimentado sus resultados. Cuando comenzamos, unos años antes de abrir CrossFit Naranco, muy poca gente entendía qué estábamos haciendo, incluso nos miraba raro, incluso (y quizá sobretodo) deportistas especialistas en disciplinas concretas. Nosotros no teníamos rutinas, cada día el entreno era distinto, distintos circuitos, distintos movimientos, distintas formas de trabajar los músculos, distintas formas de trabajar las habilidades, algunas veces de formas más aisladas y otras de forma conjunta. Hacíamos los típicos ejercicios que se vinculan al CrossFit, como thrusters, burpees… También se unió al grupo de entreno, cada vez mayor, gente de toda condición, distinta forma física, distintos objetivos… Las instalaciones donde ejecutábamos estos ejercicios iban variando según disposición y en todos los casos nos limitaban; por ejemplo, no estaban preparadas para hacer dominadas, o ejercicios con anillas. También nos limitaba el material, ya que contábamos poco más que con los elementos, había pocas barras, pocos discos, pocas pesas rusas… Dependiendo del sitio, incluso pueden poner ridículas objeciones a lo que estás haciendo. Al final, terminábamos haciendo más ejercicios de autocargas que otra cosa.

Nuestro primer paso para dar el salto desde esa esencia de entrenamiento funcional al CrossFit real fue acudir a Seminarios de Crossfit HQ. Esto nos hizo abrir los ojos y darnos cuenta de las muchas cosas que estábamos haciendo bien y de otras muchas que podíamos hacer mejor. Pensábamos tener en nuestras manos la vía para hacer que mucha gente pudiera estar lo más en forma posible, alcanzar el mayor grado de salud que un ser humano pueda tener. Y con esa ilusión seguimos adelante.

Llegó 2014 y de forma oficial llegó Crossfit a Asturias. Primero fue Gijón y meses después Avilés y Oviedo. En Octubre de ese año ya contábamos con tres boxes oficiales de CrossFit, uno en cada ciudad importante Asturiana. Yo diría que de algún modo fue una coincidencia que abriéramos a la vez, ya que todos fueron llegando desde distintas experiencias. También cabe destacar que todos tuvieron muy buena acogida.

La maza y la rueda

Al principio el box de CrossFit Naranco estaba preparado para dar clases a grupos de seis personas al mismo tiempo. Había seis puestos de jaula y material para que cada persona tuviera su puesto de trabajo y los elementos para realizarlo. Pronto nos vimos obligados a ampliarlo a ocho y en un año, de ocho a doce/catorce personas. Hubo gente nos criticó por el poco aforo que ofrecíamos. Para nosotros nos hubiera sido más fácil y rentable dar clases a más gente, a grupos muy grandes, divertirles con juegos por equipos, diseñar entrenamientos fuera de la nave, pero a pesar de todo apostamos por la calidad. Grupos pequeños para que todos tuvieran la atención necesaria, el material necesario… Y en esas seguimos. Ahora pueden entrenar incluso más de veinte personas a la hora, todas con material, todas con espacio, todas con la atención necesaria.

No hay un perfil claro de una persona que entrena en CrossFit Naranco. Hay deportistas que llegan de otras disciplinas y hay gente que no había hecho deporte antes de entrar en nuestras instalaciones. Gente que conocía Crossfit desde hace mucho tiempo, vecinos del barrio que pasaban por allí y a los que les llamó atención ver a gente corriendo o levantando pesas. Gente que hizo deporte hace muchos años, personas con lesiones crónicas a los que les tenemos que adaptar los ejercicios. Hay quien llegó para preparar una oposición, para perder unos kilos, para ganar músculo… Todos entrenan juntos, en los mismos grupos, ya que normalmente, el criterio de escoger grupo para el atleta de CrossFit Naranco es su disponibilidad horaria. A pesar de llevar muchos años en esto, no dejo de sorprenderme de lo bien que se lleva gente tan distinta en tendencias, opinión, edades, etc, cuando lo único que comparten es la misma hora habitual de entreno. También me congratula comprobar que la gente consigue esas primeras pretensiones de mejorar físicamente, adelgazar, ponerse más fuerte, gozar de mayor salud… comprobar también como en la gran mayoría de los casos, esas primeras pretensiones pasan a un segundo plano y aparece un nuevo objetivo: El bienestar total. Puede que esta afirmación le resulte extraña para quien no haya hecho CrossFit antes, pero los que llevan un tiempo practicándolo, saben perfectamente de lo que hablo.

Por eso en CrossFit Naranco pensamos que todos pueden hacer CrossFit. Además todos pueden hacer el WOD (trabajo del día). Algunos harán los ejercicios de forma estricta y con los pesos determinados (rx). A otros se les adaptará, tanto los movimientos como el peso. Otros harán ese mismo trabajo sin peso. Al final todos realizarán un trabajo óptimo a alta intensidad con movimientos variados, todos se animarán unos a otros y todos se lo pasarán bien mientras ganan salud jornada tras jornada.